La fragmentación peronista y el triunfo de Cambiemos

Análisis del resultado electoral en el Gran Buenos Aires y el municipio de Lanús.

Por Juan Manuel Moreira

 

Las elecciones legislativas del domingo 22 de octubre dejaron ganadores y perdedores a nivel nacional, provincial y municipal. En las siguientes líneas realizaremos un breve análisis de los resultados obtenidos por las diferentes fuerzas de la provincia de Buenos Aires y el municipio de Lanús con la intención de comprender las futuras dinámicas políticas y los posibles escenarios.

En el marco de una elección polarizada, el aumento de la participación electoral y la fragmentación del peronismo bonaerense,la Alianza Cambiemos se impuso en la provincia de Buenos Aires con 41,38 % de los votos sobre Unidad Ciudadana, que obtuvo el 37,25%. De este modo se revirtió el resultado de las PASO, cuando Cristina Fernández de Kirchner había ganado por escaso margen a Esteban Bullrich en la categoría de Senadores Nacionales. En cuanto a las otras fuerzas, el gran derrotado fue la alianza 1País de Sergio Massa, que pasó del 15,33% en las primarias al 11,32% en las generales, perdiendo más de 4 puntos porcentuales, mientras que el Frente Justicialista Cumplir de Florencio Randazzo logró retener los votos (5,31% en las generales/5,90% en las PASO) y el Frente de Izquierda de los Trabajadores mejoró su performance, obteniendo en octubre el 4,75%de los votos contra el 3,34 %alcanzado en agosto.

El triunfo de Cambiemos se basó en una contundente victoria en las secciones del interior de la provincia de Buenos Aires y una muy buena elección en la primera sección electoral en donde logró imponerse, consolidar los liderazgos de los municipios propios (Morón, Tres de Febrero,  Pilar, Vicente López) y ganar en municipios opositores como Tigre, San Fernando e Ituzaingó. La tercera sección electoral fue adversa a la fórmula oficialista: la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner ganó en todos los distritos del conurbano y logró una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre Cambiemos, con excepción de Lanús, donde Esteban Bullrich se impuso por casi 2 puntos sobre Unidad Ciudadana. En el resto de los distritos,en la categoría senadores,la diferencia osciló entre 1,5 (Quilmes) y 23 puntos (Florencio Varela) a favor esta última fuerza.

De lo observado, podemos inferir que se produjo una importante transferencia de votos de 1País a Cambiemos, situación que, junto a la fragmentación del peronismo (UC37,25%, 1Pais 11,32%, FJ 5,31%) y el aumento en la cantidad de votantes (79,61%) posibilitó que Esteban Bullrich diera vuelta la elección y Cambiemos obtenga dos de los tres escaños en juego en la provincia de Buenos Aires para el Senado Nacional.

Lanús en el entramado provincial.

Como se mencionó, Lanús es el único municipio de la tercera sección electoral donde se impuso Esteban Bullrich (obtuvo 40,80% frente a 38,43% de Unidad Ciudadana),logrando modificar el resultado de las PASO, donde había triunfado Cristina Fernández de Kirchner. A nivel municipal también ganó la lista de Cambiemos por una diferencia de 3,5 puntos porcentuales sobre Unidad Ciudadana (41,40% a 37,76%). Para el resto de la fuerzas, el resultado local fue similar al provincial: la Alianza 1Pais obtuvo el 10,41%, el Frente Justicialista Cumplir 4,34% y el FIT 6.09%.

Si comparamos los resultados con las primarias de agosto, podemos observar un incremento en los votos de Cambiemos, Unidad Ciudadana y el Frente de Izquierda y una merma del voto en el Frente 1País y Cumplir (estos últimos dos perdieron, en conjunto, más de 6 puntos porcentuales). Por otro lado, si tomamos los resultados de elecciones anteriores (2011; 2013 y 2015) se percibe una crisis de liderazgo en el peronismo local que se evidencia en la siguiente situación: a lo largo de estas tres últimas elecciones generales, las listas para cargos municipales obtienen menos cantidad de votos que la categoría que encabeza la lista a cargos nacionales, dependiendo el resultado local del arrastre nacional. En cambio, el espacio liderado por el actual intendente Néstor Grindetti creció sumando votos propios al armado nacional.

Los resultados de las elecciones generales arrojan un fortalecimiento del oficialismo en la provincia de Buenos Aires y el municipio de Lanús,que acompaña el crecimiento de la Alianza Cambiemos a nivel nacional. Obteniendo un importante aumento en su caudal electoral y de su fuerza parlamentaria y sumando aliados, Cambiemos estaría cerca de alcanzar el quorum propio tanto en la legislatura provincial como en el Concejo Deliberante local. A su vez, Unidad Ciudadana se consolida como el principal espacio opositor tanto a nivel electoral como legislativo, con el liderazgo claro de Cristina Fernández de Kirchner a nivel nacional pero sin una situación espejo a nivel municipal ya que la ausencia de un liderazgo local con capacidad de representación, debilita el desempeño de la fuerza.

En cuanto al resto de las alianzas, 1País y el Frente Cumplir salieron golpeados por una baja performance electoral, una reducción en el número de legisladores y sus principales líderes fuera del ámbito institucional; el Frente de Izquierda, por su parte, creció tanto en votos como en bancas, logrando obtener dos legisladores nacionales y un diputado provincial.

En síntesis, en una provincia y un municipio con historia peronista, Cambiemos logró imponerse y consolidar  su proyecto de gobierno a través de una estrategia de polarización y fragmentación del voto opositor, pero que no le otorga tranquilidad pensando en 2019. Los datos obtenidos el 22 de octubre demuestran que una unidad del voto opositor permitiría rápidamente la construcción de una alternativa real de poder por parte del peronismo de cara a las próximas elecciones ejecutivas. De los aprendizajes, estrategias, tácticas e interpelaciones de las diversas fuerzas políticas y las percepciones del electorado sobre la realidad, dependerá la configuración del próximo escenario electoral y la disputa política en el territorio bonaerense.

 

Facebook
Twitter
Instagram
YouTube
LinkedIn